Julio 8, 2010

Autónomo o Sociedad : Emprender según la Red

Archivado en: Emprender, Organización de Empresa — Etiquetas: , , , , — legisconsulting @ 12:58

Todo el que se ha planteado emprender un negocio o comenzar o constituir una empresa se ha planteado diversas opciones.

Seamos Libres

Está en primer lugar el grupo de amigos. Trabajadores, serios y solventes. Con su trabajo, cartera de clientes, su reputación ganada a base de esfuerzo y tesón y que los fines de semana van juntos de camping.

Son estos los que deciden que con esta magnífica relación, en estas circunstancias lo mejor es juntarse para así complementarse y ayudarse en sus trabajos y con sus clientes y ser más eficientes y rentables. Y como tienen tan magnífica relación lo mejor es alquilarse una oficina y repartirse todo a partes iguales sin papeleos ni formalismos de por medio.

Y son estos los que convierten sus vidas en un infierno en que el fiel amigo siempre dispuesto a ayudarnos a montar la tienda en el camping se transforma en un Mr. Hyde egoísta, egocéntrico vago y parásito que nunca pensamos. Y él, en virtud del principio de reciprocidad, piensa exactamente lo mismo de nosotros.

Es este un magnífico (y rápido) método para terminar con vida y hacienda

Seamos fáciles

La segunda posibilidad está el trabajador que decide establecerse por su cuenta.

Como cualquier trabajador medio, ha leído un informe del Banco Mundial que afirma que mientras la media de tiempo necesario para constituir una empresa en la OCDE entre los países de ingresos altos es de 13 días, en España la media se va hasta los 47 días de media.

Además se ha estado informando y ha leído que necesitaría 3000€ como mínimo, que tiene que pedir una certificación de denominación, que tiene que ir al notario, y a hacienda, y a la seguridad social, y al registro …

Y ante esto, lo más fácil ha decidido que es darse de alta en autónomos, en hacienda y en el ayuntamiento en una mañana. Y con eso nos basta.

Así asume que si contrae deudas o responsabilidades responde con todo su patrimonio y el de su familia presente y futuro porque también decidió cuando se casó que era más cómodo no pasar también por el notario y está casado en régimen de gananciales. Pero esas cosas malas sólo le pasan a los demás.

Seamos Previsores

La tercera posibilidad es la del emprendedor responsable que se ha informado aún mejor y ha decidido crear una sociedad a pesar de haber leído también el mismo informe del Banco Mundial.

Sabe que lleva sus trámites y su tiempo. Sabe que los 3000€ de la SL que le montan en la gestoría de su calle por un módico precio no los pierde y los dedicará a comprar el material de la oficina y las herramientas. Sabe porque lo ha leído que su responsabilidad se limitará a los muebles y las herramientas (los 3000€ menos gastos) y que nunca alcanzarán a su hacienda y familia.

No piensa que el señor del banco no estará dispuesto a prestarle el dinero para la furgoneta y materiales propios de su oficio de fontanero con la garantía única de unos destornilladores y un banco de trabajo. Y también piensa que el propietario de aquel  local que se inundó por apretar mal un grifo se conformará con el mismo juego de destornilladores y el banco de trabajo propiedad de la Sociedad y no le demandará por negligencia porque eso es imposible de toda imposibilidad que dijo Sansón Carrasco.

Seamos razonables

No pretendo en este post desanimar a quien quiera iniciar su negocio, sino tan solo hacer ver que no todo es tan fácil y simple como hace ver cualquier búsqueda rápida en Google.

Crear una estructura empresarial adecuada a nuestras necesidades que nos provea de la seguridad y eficiencia necesarias es tan barato o caro como una que no lo haga. Lo que sí necesita es un trabajo previo mucho más profundo de análisis de todas las circunstancias tanto personales como profesionales que nos atañen. Circunstancias variadas, algunas de las cuales se han tratado ya en otros posts de este blog de una forma más específica y en mayor profundidad.

Si hacemos un plan de negocio, un estudio de mercado y lo meditamos y estudiamos todo con detalle  ¿porqué tomamos esta decisión en base a argumentos tan simples y tan inútiles?. Buena parte del exitoso fin de nuestra empresa y hacienda dependerá de ello.

Post to Twitter Post to Plurk Post to Delicious Post to Facebook

4 comentarios »

  1. He llegado a este estupendo blog a través del gran Molpeceres.

    Buen artículo… aunque deja inquieto, porque parece que las SL son la “menos mala” de las soluciones pero, como en casi cualquier sitio, sigo sin saber si realmente la responsabilidad es tan limitada como su nombre indica (se lee por ahí que si tienes deudas con la seguridad social respondes solidariamente con todos tus bienes…).

    Lo último que he leído por ahí (vete tu a saber si es cierto) es que si te haces autónomo como obliga la ley para poder ser el Administrador de tu propia SL, tal y como obliga la ley, pierdes derecho a cobrar subsidio de desempleo si te echan en tu actual trabajo por cuenta ajena…

    ¿Puede ser eso verdad? ¿Que estés pagando religiosamente tu IRPF, tu Seguridad Social y tus 250€ de impuesto revolucionario por ser autónomo y, encima, te quede en paro?

    Tenemos tanta información que desinforma… seguiré este blog con asiduidad para ver si consigo resolver alguna duda.

    Animo y Enhorabuena.

    Comentario por David Bonilla — Julio 8, 2010 @ 14:30

  2. Muchas gracias, David:
    Agradeceré al gran Molpeceres su colaboración directamente.
    Y en cuanto a tus cuestiones:
    La SL no es la menos mala, ni la mejor, ni la peor de las posibilidades ni la mejor ni la peor de las (muchas) figuras societarias. No es nada por sí misma. Debe, como todas, encajar en las circunstancias de cada caso para resultar útil. Por tanto, la SL sirve para algunas circunstancias y para otras no. O incluso unas SL sirven y otras no (las SL no son todas iguales ni sirven para lo mismo, o al menos no con todas se debe buscar el mismo fin).
    Lo lamento, pero el problema es que no hay una solución única que encaje perfectamente en todos los casos. Cada caso necesita su solución.
    En cuanto a su ‘responsabilidad’, no, no es ilimitada. El intentar limitar (o en su defecto mitigar) la responsabilidad requiere algo más que constituir una sociedad, aunque sin duda ayuda. Hay otras acciones y actitudes adicionales que hay que tomar y adoptar. Algunas de ellas en el plano personal.
    Y en cuanto a la prestación por desempleo te tengo que dar otra mala noticia: si te despiden y eres administrador de tu propia Sociedad no estás desempleado. Tienes un trabajo.
    Un saludo y gracias de nuevo
    José Mª

    Comentario por legisconsulting — Julio 8, 2010 @ 15:33

  3. Muchas gracias por la respuesta José Mª. Alberto Molpeceres me había dicho que eras “otro tipo” de gestor y veo que no se había equivocado.

    Anodado me dejas con lo de la perdida de paro por el hecho de ser Administrador de una Sociedad… creo que es algo que no conocen más de uno y más de dos.

    Sabía que había más de un tipo de SL pero desconocía que hubiera más tipos de responsabilidades más allá de las que puedes encontrar publicadas en cualquier sitio como aquí: http://www.circe.es/Circe.Publico.Web/Articulo.aspx?titulo=tipos_sociedades

    Muchas gracias por tu tiempo y por tu blog. Espero aprender mucho y bueno de aquí. ¿Hay alguna manera de proponerte temas interesantes para que trates?

    Un saludo,
    David

    Comentario por David Bonilla — Julio 9, 2010 @ 11:17

  4. No suelo llevar la contraria al gran Molpeceres, pero lamento comunicarte que no soy un gestor, sino que me dedico a la asesoría jurídica estricta bajo la premisa de que si las cosas se hicieran bien desde el principio, el ser empresario no sería una ‘actividad de riesgo’.

    Como te dije ayer, la responsabilidad absolutamente limitada no existe bajo ninguna forma societaria, aunque sí hay medios, mecanismos y actitudes que sin coste (casi todos) ayudan a mejorar el nivel de seguridad y mejoran la eficiencia y la rentabilidad.

    En cuanto a los tipos de sociedades, el cuadro que me envías es uno general en el que faltan todos los ’subgrupos’ (por llamarlos de alguna manera) específicos… y en el que aprovecho para informarte que alguna cosa variará el 1 de septiembre que entra en vigor la nueva Ley (Texto Refundido realmente) que regula las más extendidas de ellas (SL, SA, Comanditaria por Acciones y Cotizadas -aunque esta última no esté en el cuadro-).

    Y por lo que se refiera a los temas del blog, siempre intento que tenga relación con la empresa desde un punto de vista estrictamente jurídico y que pueda aportar algo distinto a lo que pueda encontrar en Google. Pero no me es tan fácil encontrar esos temas y que no resulten excesivamente ‘pesados’, así que me parece muy interesante tu sugerencia y te prometo que pensaré como lo planteo.

    ¡Gracias por la sugerencia!.

    José Mª

    Comentario por legisconsulting — Julio 9, 2010 @ 13:06

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Dejar un comentario