diciembre 16, 2022

Datos empresariales (IV): datos expuestos

Aunque no sea consciente, hay una gran cantidad de datos de la empresa que son públicos.

Datos Online

La recopilación de Datos Personales dispersos en Internet es algo que se lleva haciendo años. Hay empresas en países con legislación de protección de datos más laxas que mantienen bases de datos masivas de individuos perfectamente individualizados e identificados con fines políticos, comerciales, médicos (los datos más valiosos del mercado), etc. Probablemente usted como lector y yo como redactor estamos en alguna (o muchas) de esas bases de datos.

Si de una persona se pueden reunir datos para confeccionar un expediente detallado a través de sus contactos en Linkedin, las fotos de sus vacaciones publicadas en Facebook o el reloj que le cuenta las pulsaciones y le marca el track cuando sale a correr, imagínese lo que se podría averiguar con los datos en Internet de cualquier empresa.

Seguir la redes sociales de la empresa aporta una visión muy limitada, pero si a eso se suman las redes sociales de sus empleados, las de sus proveedores o clientes. Sus contactos, relaciones, mensajes y/o publicaciones, la imagen se convierte en algo más claro y desvela de forma indirecta datos de la empresa que nunca sospecharíamos.

Servicios para la Empresa

¿Qué empresa no tiene un servidor externo y servicio de Backup donde guarda toda su documentación?. En principio son servidores seguros pero, ¿han leído detenidamente el contrato de servicio?.

Es posible que los datos no se vendan a terceros (tal vez), pero ¿están seguros de que Amazon, Google o quien sea no va a utilizar esos datos en beneficio propio de otra forma?.  Ya hemos visto en casos como Facebook o Google usan los datos personales que les confiamos (aparentemente datos sin valor) para su propio beneficio convirtiéndolos en la base de su negocio. Pero, ¿qué nos hace suponer que no lo harán con datos empresariales que son potencialmente mucho más valiosos?.

Y es posible que los datos de una sola empresa puedan parecer poco valiosos. Pero los datos de muchas empresas (metadatos) sí lo son. Cada dato forma parte de un árbol de ramas infinitas que sólo tiene sentido en su conjunto. Y que visto en su conjunto proporciona otras informaciones aparentemente inconexas (metadatos otra vez) muy valiosas.

El Internet de las cosas: hacia una empresa conectada

El Internet de las cosas es un concepto nacido en 1999 en el MIT que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos a través de Internet.

Para negocios de todo tipo: de la ganadería a la industria, los servicios o la consultoría,   supone una oportunidad de rebajar costes, de hacer más eficiente el trabajo, de generar nuevos productos o servicios con la potencialidad de todo ello de incrementar ingresos. Pero estar conectado supone el riesgo de la conexión. El riesgo de los servidores utilizados y el riesgo de los datos que se exponen: datos que variarán en función de los dispositivos, maquinaria o hasta las cabezas de ganado a que se apliquen.  Porque todo son datos.

Aún sin entrar en aplicaciones de IA (Inteligencia Artificial) que sería ya más complejo y con otras implicaciones legales y posibilidades, podemos afirmar:

  • por un lado, que el simple rastreo de todos los datos de la empresa en Internet y el cruce de los mismos dibuja una radiografía exacta de la empresa: desde la situación financiera actual a proyectos, futuro, viabilidad, etc.
  • Y por otro, que como se ha visto en esta serie anteriormente, no existen garantías reales del uso que el prestador del servicio que contratamos (o usamos) vaya a hacer de la información obtenida.

La información, per se, tiene un valor económico directo. Pero la información supone además control del mercado y, sobre todo, la información supone poder.

¿Y podemos proteger de forma absoluta la información de la empresa?. La respuesta es que no de forma absoluta. Pero, como se verá en la próxima entrega de este hilo, sí podemos aislar nuestra pequeña ‘ramita’ por nuestra seguridad… Y hasta aprender a observar tras el análisis de nuestra ‘ramita’ las ‘ramitas’ de alrededor.

Post to Twitter Post to Plurk Post to Delicious Post to Facebook

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment